SUBLUXACIÓN

EL DIAGNÓSTICO QUIROPRÁCTICO, EL COMPLEJO DE SUBLUXACIÓN, parte II

CAUSAS DE LAS SUBLUXACIÓN

La subluxación se puede entender a nivel del físico. Ésta es un desplazamiento o falta de movilidad de una vértebra de la columna vertebral. La vértebra deja de funcionar como un cuerpo dinámico en conjunto a las 23 vértebras restantes.

Este desplazamiento de la vértebra, de su posición normal, es suficiente para oprimir el nervio que fluye por su interior. Así, crece una interferencia sobre el sistema nervioso.

Por eso la información que llega del cerebro, a través de los nervios, no fluye con normalidad. Eso produce un estado de des-armonía, es decir, de falta de equilibrio.

En inglés, “disease” significa “enfermedad”: dis- (apartado de) y -ease (estado de equilibrio). En su sentido metafísico: malestar, falta de salud, falta de luz o de fluido de nuestra energía innata sanadora.

Todos nosotros poseemos el poder de curarnos a nosotros mismos. Somos un brillante en bruto. Eso es debido a que nos hemos ido añadiendo capas de polución, sedentarismo, estrés, pensamientos negativos, impactos físicos, y un largo etc.

Subluxación
Subluxación. Hábito postural

Nuestra columna vertebral registra estas interferencias en forma de subluxaciones, que afectan al sistema nervioso. De manera que impiden que pase el impulso cerebral (información neurológica) desde el cerebro a todos nuestros órganos.

SUBLUXACIÓN: FALTA DE LUZ

Podemos entender la palabra subluxación desde su etimología: significa “estado de falta de luz”. Procede del griego: sub (“por debajo de” o “falta de”), lux (“luz”) y ión (“estado de”).

La subluxación interfiere con el impulso mental o información que pasa a través del nervio. Provoca un “estado de falta de luz” o disfunción en el organismo. Cuyo impacto negativo sobre la salud y el bienestar del cuerpo humano está ampliamente comprobado por la investigación científica.

Una mínima presión aplicada sobre la raíz de un nervio espinal (4 a 10 mm de Hg, o la presión que ejerce una moneda sobre un dedo) provoca alteraciones de transmisión nerviosa. Es decir, una falta en el flujo de neurotransmisores (neurotaxis) y falta de infusión sanguínea sobre el nervio.

Además, también genera reflejos autonómicos que alteran el correcto funcionamiento del sistema simpático y impactan en el funcionamiento de los sistemas endocrinos, inmunológico, digestivo, etc.; o incluso existe evidencia de alteración genética a nivel celular a consecuencia de la presión sobre un nervio espinal.

CUIDEMOS NUESTRO CEREBRO

subluxación
Impulso cerebral o mental. Información neurológica.

Existen múltiples estudios que muestran la estrecha relación que existe entre un buen funcionamiento biomecánico y el buen funcionamiento del cerebro. La adaptabilidad del cerebro depende de la calidad de información que transmiten los mecano- receptores de la columna. Si existen una o más subluxaciones en la columna vertebral la calidad de la información que llega al cerebro será defectuosa. Y, como consecuencia,  la capacidad de adaptabilidad y flexibilidad del cerebro para responder a cualquier situación de la vida se verá disminuida. La habilidad que tiene el cerebro para organizarse a niveles más sofisticados y complejos, depende del buen funcionamiento de la columna vertebral.

También depende de la columna vertebral tener un sistema inmunológico fuerte. Se ha demostrado que se ve afectado por los problemas en la columna vertebral.

Una investigación realizada el 1989, en la revista  Journal of Physiological and Manipulative Therapeutics, demuestra que el sistema nervioso controla directamente el sistema inmunológico. Por lo tanto, una interferencia en el primero puede afectar al buen funcionamiento del segundo e impedir que el cuerpo esté sano.

Los quiroprácticos lo sintetizamos diciendo que las subluxaciones de la columna vertebral pueden afectar negativamente a la respuesta inmunológica del cuerpo. Éstas interfieren en el eslabón de comunicación entre el sistema nervioso y el inmunológico.

La investigación viene a demostrar, que la quiropráctica puede incidir favorablemente en la prevención de enfermedades de inmunodeficiencia. Ésto es debido al efecto directo que tiene sobre el buen funcionamiento del sistema nervioso y, consecuentemente, sobre el sistema inmunológico.

Interesante, ¿verdad?

Esperamos que os haya gustado,

Un fuerte abrazo,

El equipo del Quiropráctic Palafrugell

Gracias a Elisabeth Bonshoms. La Quiropráctica.

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *