recomendaciones-como-tomar-el-sol-quiropràctic-palafrugell

EL SOL, ¿AMIGO O ENEMIGO?

En el post de hoy os voy a explicar porqué el sol es nuestro amigo y fuente de vitaminas. Y entender porqué el sol es bueno para la salud. Habéis oído decir “el sol es tu peor enemigo”? O a alguien decir “no puedo tomar el sol”?

Hay un mensaje que es erróneo de convencer a la gente de que el sol es nuestro peor enemigo. Es un mensaje de prevención al exceso de sol, pero se ha malinterpretado. Evitar la exposición solar a toda costa se ha convertido, especialmente en verano, en objetivo de casi todo el mundo. Los argumentos son que con el sol la piel envejece antes, que cada vez hay más alergias solares y al sol se le relaciona directamente con enfermedades.

VITAMINA D

Sin embargo, es necesario poner las cosas en su lugar, no es el sol, sino la exposición solar extrema que produce quemaduras solares, la responsable de todos esos desastres.
De hecho, el sol es la fuente de producción de la “vitamina del sol”, la vitamina D. Todo el mundo sabe que la vitamina D o su principio activo, la vitamina D3 o 25 (OH colecalciferol), es muy necesaria para tener unos buenos huesos. Su carencia produce raquitismo u osteoporosis.

Sin embargo, ahora los científicos han empezado a darse cuenta de que la vitamina D juega un papel extraordinariamente importante en la buena salud. Su influencia se ejerce en 36 tejidos humanos, desde la médula ósea a la piel. Su déficit influye sobre estos 36 órganos. Anthony Norman, en la revista científica American Journal of Clinical Nutrition de Agosto del 2008 dice que la vitamina D contribuye a la buena salud. Y tiene afecta: al sistema inmune, la secreción y regulación de la insulina, la regulación de la tensión arterial , el corazón, la fuerza muscular y la actividad cerebral.

TU SALUD

Otros estudios demuestran que el nivel de vitamina D juega un papel directo en el riesgo de coger la gripe. Todo esto ha llevado a concluir que unos buenos niveles de esta vitamina D en sangre. No solo mantienen fuertes los huesos, sino que reducen el riesgo de diabetes, carcinoma de mama y de próstata y enfermedades autoinmunes. Por tanto, ingerir los precursores de la vitamina D como son el pescado azul: salmón, sardinas, arenques, etc.,  y exponer la piel al sol para que se produzca la transformación del principio activo, es esencial para que nuestro organismo funcione correctamente.

El mensaje de evitar lo más posible el sol, combinado con la tendencia cultural cada vez más generalizada de pasar más tiempo en “interiores”, en el trabajo y en el ocio, ha contribuido a generalizar el déficit de vitamina D. Según Mercola (www.mercola.com) el déficit de vitamina D es una epidemia en el mundo y contribuye a muchas enfermedades debilitantes crónicas. La exposición al sol, dice, puede reducir a la mitad el riesgo de muerte. Por lo tanto ¡¡¡Hay que tomar el sol cada día!!! Y la vitamina D te saldrá gratis.

A TOMAR EL SOL!

Se recomienda  tomar el sol 10 minutos al día, con el 40% del cuerpo expuesto. La mejor hora para tomar el sol es de 9 a 12 de la mañana. Es hora en que las radiaciones solares son las óptimas para activar la vitamina D. La dosis depende de la coloración de la piel. Siendo las personas de piel más clara las que tienen que tomar menos tiempo y cuanto más oscura más tiempo. Por si hay alguna duda, un pequeño enrojecimiento –eritema- de la piel es el límite para todas las personas. Especialmente las de piel más clara. Por supuesto, no se puede usar ningún tipo de protector solar y es mejor tapar con tejidos las zonas que no se exponen porque muchos protectores solares son tóxicos.

Además, si eres de esos que trabajan de sol a sol y el fin de semana prefieres estar dentro de casa. Ojo! puede que no consigas la cantidad de vitamina D necesaria. En estos casos, a lo mejor es necesario tomar un suplemento de vitamina D. Aunque también con esto nos llevaremos una sorpresa.

Los científicos empiezan a considerar que los actuales niveles recomendados como suplemento no son suficientes para mantener un nivel óptimo de vitamina D. Las recomendaciones multiplican varias veces las dosis que hasta ahora prescribían los médicos. Se ha demostrado completa ausencia de toxicidad con dosis que antes se consideraban tóxicas. Sin embargo, es importante que sea un médico el que te analice los niveles de vitamina D. Te va a prescribir él los suplementos, ya que su toxicidad es peligrosa y conviene controlar los niveles en sangre.

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *